domingo, noviembre 22, 2015

Autoaprendizaje

Una de las razones por las cuales me encanta trabajar en Duoc UC, es que se trata de una institución de educación, donde puedo seguir desarrollando una de mis actividades favoritas en la vida, el autoaprendizaje.

Esta semana, en el marco del Diplomado en Gestión y Formación de Docentes en Educación Vocacional del @CFDDuoc que estoy estudiando junto a varios compañeros, tratamos el tema "Proceso de Investigación y Autoaprendizaje", donde pude ver desde un marco teórico, los pasos recomendados para llevar a cabo esta actividad, y sin duda, visualizar un conjunto de buenas prácticas que me gustaría compartir con ustedes.

¿Qué es el Autoaprendizaje?

En primer lugar, entendemos por autoaprendizaje, lo que aprendemos por nosotros mismos. Esto implica dirigir, controlar, regular y evaluar nuestra forma de aprender de forma consciente e intencionada, a través de estrategias que nos permitan alcanzar un objetivo.

En una sala de clases es cierto que debemos ser protagonistas de nuestro aprendizaje, pero en ese caso existe un profesor que va sirviendo de guía y va controlando nuestros avances. En cambio cuando somos nosotros los que dirigimos y controlamos el ritmo del aprendizaje, la oportunidad y el lugar, se trata de un autoaprendizaje, el cual es más difícil de llevar ya que depende de nuestra voluntad y motivación.

¿Por qué es importante el Autoaprendizaje?

Las fuerzas de nuestra sociedad, las distintas culturas que existen y los avances en las tecnologías, nos generan múltiples oportunidades y necesidades para ir creciendo y desarrollando nuevas habilidades. Aquellos que sólo se quedan con lo que estudiaron en los canales formales, con el pasar del tiempo se van quedando atrás. Mientras uno no aprende, mis pares sí lo pueden estar haciendo, generando distancias que con el tiempo pueden ser cada vez mayores. Por lo tanto, abandonar nuestra zona de confort y expandir nuestras fronteras a nivel de conocimiento y habilidades, es una oportunidad que todos podemos tomar y sólo depende de nosotros.

¿Cómo podemos llevar a cabo el Autoaprendizaje?

Si existen tantas alternativas, y sólo depende de nosotros, entonces ¿cómo lo podemos desarrollar a pesar de todas las obligaciones y quehaceres que enfrentamos en el día a día? Para responder a esta y otras preguntas, podemos concentrarnos en los siguientes 5 pasos.



Paso 1: Evaluar. Todos nos enfrentamos a diversos resultados en nuestra vida laboral o personal. Por ejemplo, nuestros hijos pueden ser muy desordenados y nos gustaría poder entregarles o contar con herramientas para mejorar este punto.  Finalmente siempre es enriquecedor preguntar a otros, para que con la mirada de distintos observadores se pueda evaluar de mejor forma lo que se desea mejorar o aprender.

Paso 2: Definir un Objetivo. Luego de evaluar cuál o cuáles son los resultados que no nos gustan, debemos definir un objetivo concreto. Es importante que este objetivo sea medible, que sea factible de mejorar, que tenga un período de plazo concreto y que en lo posible sea lo más específico posible. Conseguir que nuestros hijos sean más ordenados en 20 años más quizás no esté dentro de nuestro alcance.

Paso 3: Definir estrategias. Este punto puede ser uno de los más amplios de los anteriores. Hoy podemos aprender en Youtube, EDX, Coursera, consultando a nuestros pares, consultando libros, estudiando en una institución como DuocUC por ejemplo, practicando, etc. Lo importante es considerar nuestro estilo de aprendizaje. Por ejemplo, según la Teoría de VAK, las personas perciben el mundo preferentemente desde un punto de vista Visual, Auditivo o Kinestésico, donde los primeros necesitan ver imágenes, gráficos, colores, etc. Los auditivos van escuchando mentalmente lo que leen o aprenden con música o hablando lo que estudian, mientras que los Kinestésicos necesitan poner manos a la obra, tocar, mover el cuerpo, y en general usar objetos. 

Paso 4: Considerar el Tiempo. Una buena justificación para postergar el autoaprendizaje, es la falta de tiempo. La verdad es que no importa si nos demoraremos un año, o una semana en adquirir una nueva competencia, lo importante es definir plazos razonables y concretos, asignar un espacio real en nuestra planificación y formarse el hábito. Es muy común que las personas se inscriban en cursos en línea gratuitos (MOOCS) y al pasar de las semanas los abandonan por falta de tiempo o interés. Por eso, una buena gestión del tiempo, y una planificación es clave.


Pasamos mucho tiempo en los cuadrantes 1 y 3, poco en el cuadrante 2 que nos podría evitar muchos dolores de cabeza, como por ejemplo contar con una buena planificación, y no nos damos cuenta de todo el tiempo que se acumula en el cuadrante 4, por ejemplo fumando. Por lo tanto, si tratamos de optimizar el tiempo que pasamos en el cuadrante de lo NO urgente y NO importante, y aumentamos un poco el tiempo en lo Importante pero NO urgente, nos daremos cuenta que cada vez el cuadrante 1 va a ser mucho mejor. Una buena práctica es agendarnos de a poco, aspectos de planificación en nuestro calendario del día.

Paso 5: Actuar. Si seguimos los pasos anteriores, llegó el momento de actuar, atreverse a aprender y mejorar permanentemente. La formación de un hábito es algo difícil en un primer momento pero con el tiempo se vuelven cada vez más automáticos. La repetición y la constancia son claves. Éxito!

jueves, enero 29, 2015

De regreso en casa y al matrimonio

Fueron algo más de dos meses de pausa, retorno a la casa de los padres, contacto con viejos y nuevos amigos, libertad, ejercicio, penas y alegrías, pero acá estamos de vuelta en casa junto a mi esposa y queridas hijas, como antes, pero iniciando una nueva etapa.

Debo reconocer que las cosas han cambiado para mejor y hay buena voluntad de ambas partes. Espero que todo salga bien y creo que es bueno reconocerlo y anunciarlo, tal como alguna vez publiqué que me había alejado.

Las razones del retorno me las guardaré en esta oportunidad. Una de las moralejas de este tipo de situaciones es que es mejor esperar y no comentar tanto, porque como ya sabía desde hace tiempo, la vida da muchas vueltas, y agradezco a Dios por la familia que tengo.

viernes, diciembre 26, 2014

Separado

El título lo dice todo, pero la verdad es que desde el 26 de octubre del año 2014 que estoy separado de mi ex esposa, aunque legalmente seguiremos casados un rato hasta que la ley permita sentenciar el divorcio definitivo.

Las razones del distanciamiento son tan variadas como el arcoiris pero en estas decisiones, al igual como pasa en los grandes conflictos, lo que pasa es un conjunto de hechos desafortunados que van generando tensión hasta que acontece un hecho puntual que gatilla todo. En nuestro caso, el detonante fueron unas fotos con compañeras de trabajo que no le gustaron a mi ex, y que la molestaron tanto que me pidió abandonar la casa, y yo ya bien aburrido de todo, me fui y no regresé más a vivir con ella.

Para mis estimados lectores, que son pocos pero muy estimados, les comento que estoy súper bien y tranquilo con mis acciones. Quizás mi gran pecado puede ser que en algunos días evito llamar por teléfono a la casa porque me carga hablar con mi ex, a pesar de que he mantenido la mejor disposición y voluntad para ayudar hasta ahora. Y digo hasta ahora porque ayer me anduve molestando mucho por ciertas actitudes que ya no me parecen adecuadas y terminé poniéndome en modo furioso negando por primera vez una ayuda puntual.

De esto último no me siento orgullo pero imagino que es parte del proceso y que alguna vez me iba a pasar. Sin embargo espero que el 2015 sea un buen año en lo personal, ya que el 2014 laboralmente fue espectacular con tremendos resultados y crecimiento, pero en lo familiar terminó como un tornado viviendo nuevamente en la casa de mis padres y lejos de mis hijas que adoro.

Es precisamente por ellas que tomé la decisión de dar un paso al costado y buscar lo mejor para mí. Se que suena extraño, pero si yo no estoy bien, será muy difícil que las pueda apoyar en su vida.

sábado, agosto 16, 2014

Cosas nuevas no tan nuevas

Camila y Antonella aprendieron que el río no se ve de noche
Esta mañana desperté con una sensación extraña por una sencilla razón. Ayer utilicé 2 aplicaciones que siempre supe que existían, que sabía que mucha gente utilizaba pero que no las usaba porque simplemente no se había dado la ocasión.

La primera fue la famosa linterna del celular (que no la tenía instalada). Gracias al todo poderoso 3G en cuestión de segundos la pude encontrar en la tienda de Google, instalarla e iluminar el camino totalmente oscuro en el bosque entre el Restaurant de la Cascada de las Ánimas y el auto que estaba estacionado varios metros cerro arriba. Nos ahorramos varias caídas en charcos de agua y las niñas disfrutaron el paseo. Es buenísimo como alumbra esa cuestión cuando la luz tiende a cero.

La segunda fueron algunos links para ver películas por internet. Se que suena anticuado pero mis cercanos deben saber de lo ignorante que soy en materia de cine, sobre todo en cuanto a nombre de películas o actores se refiere. Soy de los que alucinan con una película del año del cuete en TV porque nunca antes la vi en otro lado. ¿Cosa rara en alguien que pasa conectado el 99% del tiempo? No lo sé, simplemente estar cautivo un par de horas en una película me cuesta, aunque cuando lo hago lo disfruto.

Si les interesa, el que más me tincó fue gnula.nu y otro que me dió mi primo ahijado fue cuevana2.tv (No los enlazaré por si las moscas)

Eso me recuerda algo que dicen algunas personas con sabiduría. Nunca digas nunca...


domingo, agosto 10, 2014

Intensificando la vida sana

Hace algunos días, en el marco de actividades realizadas por el excelente equipo de recursos humanos del trabajo, tuve la oportunidad de conversar con alguien sobre mis gustos e intereses y me comentó sinceramente que me hace falta hacer actividad física.

La idea me quedó dando vueltas hasta hace unos días en que vi varias fotos actuales y pasadas donde asumí que realmente me hace falta tomarme en serio la vida sana para mejorar mi aspecto y de una vez por todas recuperar el peso que tenía en mi juventud y que me abandonó hace ya una decena de años.

Por lo anterior, ayer me propuse comenzar a correr, y me pareció que la mejor hora del día para hacerlo era temprano en la mañana, para no interferir con las rutinas familiares ni laborales. Mi intención es correr los días domingo en la mañana entre 7 y 9 AM durante una hora por lo menos.

Así las cosas, apenas desperté esta mañana me puse mi tenida deportiva y caminé hacia el parque ubicado en 3 poniente. Comencé con una meta clara, llegar hasta el Lider de 3 Poniente partiendo en el Colegio Terra Austral.

La verdad es que recién llevaba 100 metros y ya estaba agotadísimo, pero una vez que logré concentrarme en otra cosa que no fuera el peso de mis piernas, el camino se me hizo más llevadero y de  vez en cuando mi celular me iba diciendo por altavoz cuánto tiempo llevaba y cuántos kilómetros había avanzado.

Finalmente cumplí la meta y recorrí 6 kilómetros. Algo inédito ya que nunca en mi vida había trotado una distancia similar.

Google+ Followers