Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2006

El precio de la lectura

Los lectores de un blog habitualmente no deben pagar por revisar uno u otro espacio. Obviamente sin considerar lo que pagan a su proveedor de internet por acceder a la red.

Entonces, el precio que fijamos como autores de un blog, es el costo del tiempo que invierten los receptores del mensaje, y este costo puede ir directamente relacionado con la extensión de los artículos.

Si usted tiene muchos lectores, se puede dar el lujo de escribir largo y aburrido. Si tiene pocos, tal vez deba escribir menos. Pero si tiene un producto de excelente calidad, los lectores estarán dispuestos a invertir más tiempo y pagar un precio más alto por visitar su espacio.

¿Cuánto tiempo estamos dispuestos a invertir en leer ciertos blogs?
¿Qué esperamos a cambio?
¿Cuál es nuestro nivel de satisfacción después de visitar ciertos blogs?

Enfocado

Por un momento las cosas empezaron a mejorar, pero luego se complicaron de nuevo. Sin embargo, eso ya no importa. He tomado la decisión de enfocarme en acciones de largo plazo y olvidarme un poco de las circunstancias del momento.

Con esto me refiero, a que no permitiré más que me hagan sentir mal por no cumplir con las metas, ya que el cumplir o no cumplir, no me hará una mejor o peor persona. Lo más importante en este momento, es recuperar la confianza en mí mismo y mi paz interior.

Lo anterior también implica darle menos importancia al rencor y al orgullo, y no pescar más a ciertas personas que probablemente no saben lo que hacen. Es el momento de recordar lo que soy, y enfocarme en hacer bien las cosas por mí y por la gente que estimo.


Por mientras mi primera tarea, es volver a pensar en positivo.

Incómodo

Luego de estar mucho tiempo en un lugar donde hiciera lo que hiciera mi cheque llegaba a fin de mes, ahora estoy en un equipo donde aunque me saque la mugre trabajando, si no hay resultados no hay cheque, pero los costos siguen subiendo y me tratan mal todo el rato con gestos y palabras hirientes a destajo. (Algo que no sucedía cuando me reclutaron)

Cómo se que todo pasa por algo, tendré que aprender a dominar estas situaciones y no perder el control. Aunque me den ganas de mandar todo a la punta del cerro y me deprima a full a cada rato.

Por ahora, llegó el momento de buscar alternativas. Espero que las cosas empiecen a salir mejor.

A lo mejor el problema depende de mí no más...

Parece que se puede

Nunca he sido bueno para bailar. Al contrario, yo era de los que se quedaban sentados toda la noche mirando como los demás se divertían.

Muchas veces esta situación me molestaba, pero no había solución efectiva. Algo parecido me estaba sucediendo de nuevo con el tema de los llamados telefónicos y las ventas en mi trabajo. La timidez y la personalidad me jugaban una mala pasada a la hora de llamar por teléfono.

El viernes en la fiesta del banco me lancé a la pista a moverme al ritmo de Angel Torres, y bailé con mis compañeras de oficina. Muy simpáticas ellas, como siempre. Lo pasé súper bien.

El sábado fui por cumplir a una clase de salsa, para no fallarle a mi amigo G, y terminé bailando con una de las niñas más interesantes de las que estaban presentes, dejando de lado por supuesto a nuestra pequeña amiga C que hizo pareja con G. Parece que sí se podía.

La verdad es que no estaba muy convencido, pero ya estaba ahí y había que atreverse. Había que intentarlo y concentrarse al máximo para …

Molesto conmigo mismo

Cada vez que miro el diario o las noticias en TV, me molesto con las novedades sobre el caso chiledeportes y esas yerbas. También me molestan los errores de los demás pero estoy pensando que antes que eso debería estar más molesto conmigo mismo.

Y lo estoy.

Mi productividad tiende a cero, a pesar de que estoy haciendo hartos esfuerzos y trato de actuar de la mejor manera posible en todas mis decisiones.

Sigo sin vender cuentas en el banco a pesar de trabajar como vendedor. Sigo levantandome tarde a pesar de saber que no debo hacerlo. Sigo hablando más de la cuenta cuando sé que no debo hacerlo.

Y sigo perdiendo el tiempo constantemente, como hace ya varios años.

Por eso, declaro que estoy molesto. Muy molesto conmigo mismo. Y hace rato.

Así que estimados políticos, hagan lo que quieran, que con mi auto molestia ya tengo suficiente en qué pensar como para estarme preocupando más por ustedes.

Llegó el momento de re molestarse, harto y en serio.

Motivaciones

Ayer me fui a cortar el pelo y me preguntaron por la mejor forma de invertir un capital. Claro, porque si estudié ingeniería comercial y trabajo en un banco, debería saber al respecto.

Mi respuesta fue en fondos mutuos, aunque estaba seguro que esa no era la solución, más bien era una idea algo más avanzada a los famosos depósitos a plazo que no me gustan por poco rentables. Es que aconsejar a alguien sobre como invertir su dinero es complejo. Hay que tomar en cuenta sus habilidades y propensión al riesgo. Invertir en acciones es la clave, y ojalá en acciones rentables, pero si supiera cuáles recomendar, claramente sería el primero en poner unas luquitas en la bolsa.

Luego de engrupir un rato con varios temas como los fondos mutuos, acciones, APV, etc, sobre los que sabía un poco de todo pero mucho de nada, me vine para la casa motivado con la idea de estudiar un poquito de finanzas y ponerme al día.

Encontré unos apuntes de finanzas para emprendedores que ni sabía que tenía guardados, y…