Iniciando el hábito del club de las 5 AM: día 24, miércoles

 La gente dice que estoy más flaco, que se me nota el cambio, al menos en eso. Yo además de encontrarme un poco más ágil en mi cuerpo físico, también me siento un poco más ágil en mi mente y espíritu. Ayer hice algunas cosas que no habría hecho años atrás. Por ejemplo, me senté en primera fila de la misa que se hace en mi trabajo todos los martes, y hasta hice un solo de canto, es decir, en algún minuto estaba cantando con el coro y este último se perdió y yo seguí cantando solo con toda la personalidad ante una capilla que estaba con harto público, incluyendo a mi jefe. Eso me trajo felicitaciones y alegrías.

Otra cosa que no habría hecho años atrás, es elegir porotos al almuerzo, ya que se me vino a la mente el pensamiento de que se debe comer legumbres unas dos veces a la semana para tener una buena fuente de alimentación. Es que la energía que consumimos y gastamos influye en nuestro rendimiento, y como quiero mejorar en mi productividad, una buena alimentación es parte importante del nuevo hábito que estoy llevando a cabo. Incluso hasta tuve una conversación con un compañero que siempre me ha criticado por mi desorden conductual, ya que el es extremadamente estructurado y fue interesante porque me compartió consejos y experiencias que no me había relatado en años indicando que encontraba que yo podía ser como el, cosa curiosa, pero que me hizo sentido y me gustó bastante, ya que se trata de una persona que en lo laboral y económico está mejor que yo, y una parte de mis metas, no menos importante, es crecer en lo económico y laboral. Quizás no ser como el, sino incluso, llegar mucho más arriba.

Los primeros días me costó imaginar metas grandes. A medida que pasan los días comienzo a liberar poco a poco los frenos de mi imaginación. Es parte del reto también, cambiar la mentalidad, pensar en que sí se puede, y más aún, pensar que uno sí puede. Como dicen por ahí, mientras más pienses en una cosa, más la empiezas a ver en el día a día, sino recuerda cómo cuando piensas en autos rojos o en autos de determinada marca, los empiezas a ver una y otra vez en la calle.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Volumen en control remoto VTR

Grande Chaleco Lopez!

Me encantala tecnología