Me encantala tecnología

Estaba tratando de cortar el pasto pero se me echó a perder la máquina. Digamos que tiene unos cables sueltos que requieren un poco de paciencia para volver a unirlos, así que mejor hice una pausa y me entré a tomar desayuno. Mientras el hervidor eléctrico hace su trabajo y me calienta un poco de agua para el café, el horno eléctrico me calienta unos panqueques y yo enciendo el notebook para esparcirme un rato.

Me encuentro en Twitter con una nota de la radio cooperativa, donde corto y preciso anuncian la opinión de un diputado con la cual estoy de acuerdo. Veo que hay un enlace al audio de la entrevista, y la escucho cómodamente a la hora que yo quiero. Me alegra pensar que no me la perdí, que no fue necesario estar despierto a las 8:30 AM para escuchar la entrevista, y en cómo la tecnología me ayuda en este minuto.

En paralelo le mando un breve saludo de cumpleaños a mi mamá, y me entero de que la abuelita de una amiga ha partido. Le envió un comentario y un abrazo virtual.

Sale un olor a quemado del horno... creo que se me quemó el panqueque!

Comentarios

amelche dijo…
Pero no te distraigas, que se te quema el desayuno, ¡ja, ja!
esteban lob dijo…
A veces es bueno que nos pasen imprevistos.

Lo uno por lo otro.

Saludos.
Nelson Alvarez dijo…
Si, todo pasa por algo bueno :)
María Pastora dijo…
Jajaja excelente el post... yo sin la tecnología me muero. mis compañeros de trabajo dicen que me desconecte para las vacaciones, pero ¡es imposible para mí! jaja

¡Saludos!

Entradas más populares de este blog

Volumen en control remoto VTR

¿Dónde comprar Anís Estrella en Santiago?

Separado