La gramática me pesa

Cuando estaba en el colegio, había una clase que me costaba demasiado. La clase de gramática.

Creo que ahora me está pesando no haber aprendido en su momento lo que eran los sujetos, verbos, y tiempos de la oración. Cada vez que reviso lo que escribo, no me gusta, no me entiendo, y no sé por qué lo hago tan mal.

¿Será que los pensamientos vienen en forma desordenada a mi mente?
¿Será que escucho a personas que hablan mal?

Mucho canal del fútbol, mucha entrevista a personaje que no sabe hablar en radio y televisión.

Es que cuando la gente habla, acentúa sus palabras y "pasa piola" lo que dice mal.

Entonces cuando converso con alguien puedo decir "pasa piola" pero cuando lo leo, no me gusta!

También puede influir la falta de emotividad que tienen las palabras escritas, o mejor dicho la neutralidad de las mismas. Es ahí cuando se requiere saber escribir de una manera tal, que las palabras puedan transmitir lo que uno realmente quiere decir.

Mi mente me bombardea con pensamientos e ideas en forma acelerada, entonces hablo rápido, escribo rápido, y a veces ya estoy pensando en otra cosa en el momento que estoy diciendo la anterior y se me enreda todo.

Lo que me preocupa de mi gramática son los constantes errores en los tiempos verbales que cometo. Empiezo hablando de usted y termino con un tú. Empiezo en pasado y termino en presente. Quién sabe, y lo peor es que considero que "igual" leo algo, reviso el diario y no necesariamente la sección deportiva, y no es el diario popular tampoco.

Y leo algunos libros, generalmente traducciones de libros en inglés, y creo que por ahí puede venir el problema. Y escribo poco, y creo que también puede ir por ahí el error.

Pero sigo con mis blogs, y supongo que algo habré aprendido en este tiempo. Veremos que pasa en un año más si Dios quiere, o quizás en unos meses más. Por ahora sólo queda seguir leyendo y aprendiendo. Hay que aprender a leer y escribir en español tarde o temprano. Quizás más adelante aprenda a hacerlo en inglés también.

Comentarios

amelche dijo…
No creo que escribas tan mal, sinceramente. Y sí, creo que tienes razón: escribir es más difícil que hablar. Hablar es más directo, si hay un fallo, un titubeo, una frase que no acabas, no pasa nada, porque se entiende en el contexto y lo importante es la comunicación. Sin embargo, cuando escribes, muchas veces no sabes ni quién te va a leer (por lo tanto, no sabes si debes usar palabras más simples, si es un tema técnico, por ejemplo, del que a lo mejor el lector no es experto y tú sí) o qué va a pensar. Por lo tanto, hay que redactar lo escrito de tal forma que explique todo lo que quieres decir, sin dar lugar a otras interpretaciones, lo cual es complicado.
Escribir requiere mucho trabajo de revisión, de cambiar palabras o frases para decir exactamente lo que quieres, para no ser ambiguo. Porque tal vez el lector lo interprete de otra forma a como tú pensabas y, como no está delante para preguntarte: "¿Qué quieres decir con esto?", como en la conversación, si le surgen dudas tal vez no lo entienda o haga otra interpretación de algo que no quisiste decir. Se da por hecho que escribir es fácil, que todo el mundo puede escribir, y yo creo que no, que es muy difícil y se requiere entrenamiento. No es teclear y ya está (o agarrar papel y bolígrafo y ya), requiere mucho tiempo de reflexión, corrección y mejora del texto. Y a veces, aun así, no te quedas satisfecho con lo que has escrito.

Entradas más populares de este blog

Volumen en control remoto VTR

¿Dónde comprar Anís Estrella en Santiago?

Separado