120 horas sin computador


Hola a todos!

He vuelto de las mini vacaciones en Reñaca, Chile. Lo pasé espectacular. Fueron 120 horas sin computador, y no digo sin Internet porque por ahí la primera noche y la primera mañana me anduve metiendo al blog a través del celular para ver si alguien había comentado alguna cosa.

Debo agregar que había 2 centros de Internet frente a los cuales pasé cada vez que entré o salí del Departamento, sin embargo NO caí en la tentación (cada vez más escaza) y lo pasamos súper bien.

Me vine un viernes porque pensaba asistir a un cumpleaños en Santiago, pero aquí estoy viendo el ATP de Viña del Mar por televisión. (No iré al cumpleaños) Es que fueron 5 noches seguidas de carrete y entretención que me tienen un poco cansado, así que no es mala idea descansar un poco.

Con respecto a mis compañeros de viaje, el Niko debe estar descansando en su casa, Cristián sigue en Viña. Gonzalo y Juan Pablo deben estar disfrutando chelas en algún rincón del hermoso Valparaíso, y Guillermo debe estar terminando de preparar su bolso para viajar a Disney.

Fue un equipo interesante que me permitió aprender muchas cosas sobre lo que significan la amistad, el individualismo y la generosidad. Mucho no les puedo contar al respecto, por razones obvias, pero sí les puedo decir que me siento re contento y feliz porque más allá de todo lo que se vivió durante estos días, creo que la experiencia fue muy enriquecedora desde el punto de vista humano.

Gasté harta plata. Me dí hartos lujos, y hasta podría decir que fueron 5 días totalmente distintos a mi vida cotidiana. Lejos lo mejor de todo: Compartir con buenos amigos, las tremendas minas de Reñaca, la música de las discos, la playa, el sol, el mar, jugar paletas sin polera, y por sobre todo... Pasear a los perritos en el año del perro! Ustedes se preguntarán.. ¿Quiénes son los perritos? jaja bueno, así le decíamos a nuestras guatas crecidas por tanto estar sentados en el computador. Bueno casi todos, porque Seguel parece que aprovechó bien las horas del gimnasio. DSC00112Lo importante es que los perritos que estamos esperando en nuestras guatas, comieron, bailaron y se codearon con la creme de la creme en las playas de Reñaca.

Comentarios

amelche dijo…
¡Bienvenido! Unos días fuera de la rutina habitual y vuelves renovado. ¡Qué envidia me da esa foto con las gafas de sol tumbado en la toalla sin hacer nada! Y, encima, has resistido la tentación de encender el ordenador (¿prender el computador, dijiste?)estás ya curado de todo. Pero un poco mayor, abuelito, porque, mira que no ir al cumpleaños... Total ya, después de 5 días de carrete, ¿qué más daba uno más?
hagasbar dijo…
ejale... parece q lo pasaste bien.... bien por ti, yo toavia estoy trabajando

saluos....
Nelson Alvarez dijo…
Todo tiene un final mi estimada Ana, y así como decidí venirme a Santiago pudiéndome haber quedado muchos más días en la playa, también decidí terminar con los 5 días de dormir mal para reponerme un poquito.

Ahora tengo que trabajar muy duro para recuperar los días que estuve fuera de casa, responder muchos mails de la oficina, hacer varios informes, preparar unos trabajos para unos clientes, etc. Era necesario descansar pensando en el futuro.

Además hoy viajaré fuera de la ciudad nuevamente pero con mi familia por el día, a conocer unos parientes del sur que andan en una localidad cercana, así que haber descansado fue una buena decisión.

Saludos y gracias por la bienvenida :)

Don Hagasbar ya vendrán las merecidas vacaciones...

Entradas más populares de este blog

Volumen en control remoto VTR

¿Dónde comprar Anís Estrella en Santiago?

Separado