Domingos deportivos en peligro...


campo3
Publicada por nalvarez.
Vengo llegando de mi habitual pichanga de los domingos. Sí, hoy es martes, pero es feriado y en la práctica es como si fuera domingo porque mañana hay que trabajar.

El tema es que nuevamente llegamos los mismos de siempre, el vecino, sus hijos, su suegro y quien escribe. Es decir, fallaron los refuerzos extranjeros necesarios para hacer dos equipos, excepto por un ex vecino que llegó como siempre.

Mi vecino organizador, me contaba que esta cosa ya no da para más, los muchachos se comprometen a venir y a última hora salen con excusas livianas, saboteando partidos por falta de jugadores.

Por primera vez en mucho tiempo me siento orgulloso de no ser yo el que falló a un compromiso. Hasta el momento siempre he ido cuando me invitan, e incluso he llegado hasta a la hora, cosa no muy habitual últimamente en mi conducta.

Haciendo una primera lectura, la razón es clave, "el entusiasmo" como dice mi vecino. "para hacer estas cosas hay que tener entusiasmo"

Debe ser por eso que llego a la hora y que no fallo. Como para aplicarlo en mis demás compromisos.

Consejo a mi mismo: Si te comprometes, primero piensa en si eres capaz de entusiasmarte con la causa.

Comentarios

Iradya dijo…
Esto de que las personas fallen a los compromisos es cada día más común. Los afectados no son sólo los domingos deportivos, sino cualquier actividad que implique un esfuerzo (aunque sea el más mínimo). Quizá es una tema de cultura, tiempo o flojera...
En mi caso me da lata pensar en levantarme temprano, después de un fin de semana largo, para correr a pleno sol detrás de una pelota. Felicito tu entusiasmo (yo no podría ^^).

Bye!
Nelson Alvarez dijo…
Lo curioso es que antes jugábamos los domingos a las 10 de la mañana, y llegaban todos, incluso algunos se pasaban directo del mercado central (después del carrete) y jugaban...

Ahora nos juntamos en la tarde, como a las 5 y la asistencia disminuyó radicalmente.

En todo caso es cierto, correr detrás de una pelota no es muy admirable, pero lo rico es hacer ejercicio y compartir.

Quizás sea el momento de volver al ciclismo.
remotocontrol dijo…
yo creo que se puede fallar a un compromiso, pero se debe avisar primero .
igual creo que una changa nunca es bueno dejarla de lado, es sana , es entrete y distrae en mala, en un mundo como hoy isntancias asi faltan.

yo no fallo pa las changas, vives lejos asi que pa que me candidateo
quizas nos veamos por ahi en un gol

un abrazo man

Entradas más populares de este blog

Volumen en control remoto VTR

¿Dónde comprar Anís Estrella en Santiago?

De dónde vienen las nuevas ideas