viernes, junio 16, 2006

Detonantes...

Los historiadores siempre dicen que hay hechos puntuales que detonan grandes acontecimientos, pero en realidad éstos se venían gestando desde hace tiempo. Sólo necesitaban una excuza.

Algo parecido comienza a suceder desde ayer en mi vida, principalmente en la familia.

Mi viejo se quedó sin pega, después de haber trabajado 5 o 6 años en LAN. Personalmente me tocó estar en la empresa un día que despidieron como a 600 personas, y no fue muy agradable. Distinto es vivir la situación al interior de la propia familia, ver a mi viejo golpeado por la noticia, y a todos sin saber qué hacer.

Afortunadamente, mi viejo es positivo igual que yo, por lo que no hay que echarse a morir y por el contrario, hay que buscar soluciones.

Yo por mi lado, a generar más plata, terminar mi memoria, y por sobre todo ser más profesional que nunca en lo que estoy haciendo. Llegó la hora de implementar esos cambios que se venían gestando hace ya tantos meses.
Publicar un comentario

Google+ Followers