Paseando por Franklin

Ufff hace tiempo que no escribo!!

No tengo idea si lo haré más seguido, pero hay algo que sí tengo claro, no pienso volver a usar el msn por un buen tiempo más. Lo que pasa es que la mayor parte de mi tiempo la paso en contacto con mi media naranja o trabajando, así que mis ratos libres son cada vez más escazos y cuando me meto al pc me encanta leer el diario o navegar, y ya no me atrae que haya una ventanita interrumpiéndome a cada rato. Así que si me quieren ubicar, supongo que ya tendrán mi celular, sino pueden usar el mail, y mejor aún pueden usar el blog. Ah... si quieren verme en vivo, es como difícil, por lo mismo que ya contaba más arriba. En todo caso estoy feliz.

Creo que el tiempo es escazo, pero saben, a pesar de mi agradable desconexión, igual echo de menos los blogs, creo que de mi adicción a internet, era la actividad más saludable de todas. Escribir harto, compartir y leer, pero sobre todo, al propio tiempo de uno, y a la hora que uno puede, y no cuando al msn se le ocurre jejeje

Lo mejor es que todo queda registrado en lo que uno escribe, así que hay que hacerlo con responsabilidad, y así uno se acostumbra a no hablar de más, porque cualquiera le puede pasar la cuenta a uno.

Ya, pero el título de este post era sobre el barrio Franklin, un barrio en Santiago donde hay comercio establecido e ilegal, donde se vende prácticamente de todo. Hay unos galpones donde venden ropa, otros donde venden muebles y mi último descubrimiento, una parte donde venden puras cosas de computación. Sí, lo sé, hace mil años que no iba por esos lados, y es más que obvio que en el bío bío uno puede encontrar casi de todo, y más aún cosas para el computador, pero es bkn cuando uno lo vive en directo, algo así como comprobar que el mito era cierto.

Así las cosas, me encaminé hacia esos barrios en busca de unos logos toyota para el auto de mi novia, y después en busca de una película pirata. Al final salí con eso y un par de juegos y una copia no muy santa de W Vista, para probarlo en mi notebook recién revivido.

Comentarios

Nelson Alvarez dijo…
Comentario a mi mismo... Uno de los juegos no me funcionó, y al final el auto quedó tan bonito con los logos que compré, que a los dos días lo chocaron por detrás... plop jejeje pero bueno, podría decir que soy un cliente satisfecho.

Para los que vienen del exterior, Franklin y Bio Bio son los nombres de las calles donde se encuentra un barrio lleno de ferias y locales comerciales donde se vende de todo.
amelche dijo…
Pensaba que Bio bio era el nombre de una tienda, ¡ja,ja! Suena así como a detergente (biodegradable) o a comida macrobiótica.

Espero que a tu novia no le pasara nada en el choque. Lo malo de esas cosas es que tardan mucho en arreglarte el auto. El año pasado me chocaron a mí en un semáforo y, a pesar de que el chico del otro auto y yo firmamos un parte amistoso en el que él reconocía ser culpable y su seguro tenía que pagar la reparación de mi auto, tardaron un mes o por ahí en arreglarlo. Todo es burocracia y papeleos, y menos mal que estábamos de acuerdo... si llegamos a litigar por quién era culpable, aún no habríamos arreglado nada.
TIFY dijo…
Hello.
pues si hace falta escribir, leer blog y hacer la terapia de expresar muchas emociones que en la vida rutinaria y comun no dejamos fluir.

saludos y me alegra saber que esta bien,.

Entradas más populares de este blog

Volumen en control remoto VTR

¿Dónde comprar Anís Estrella en Santiago?

Separado