martes, septiembre 16, 2008

Volatilidad de los mercados

Desde que estoy trabajando en bancos, nunca antes había experimentado tan de cerca los efectos de la volatilidad de los mercados y de la economía mundial. Los clientes con que opero hoy en día, son altamente sensibles a la coyuntura económica y están más que preocupados por la situación.

El dato más inquietante es la tasa de interés a la que estamos otorgando créditos en la Banca. No me refiero sólo a la institución en la que trabajo, sino más bien a todo el mercado.

Hace un año atrás las tasas de los créditos comerciales, hipotecarios y de consumo, eran extremadamente convenientes comparadas con las tasas que hay en el presente. En palabras simples, si usted solicitó un crédito hace un año, las cuotas le salieron mucho más bajas que si pidiera el mismo crédito este año.

La fed, algo así como el banco central de Estados Unidos, decidió mantener la tasa de interés, ante el revuelo causado por el lunes negro de ayer cuando se anunció la quiebra de uno de los bancos más importantes del país del norte.  Esto implica que hoy en día la incertidumbre es más grande que nunca, ya que la mayoría del mercado esperaba una baja de tasas. En palabras simples, los actores del mercado financiero prácticamente están operando a ciegas, sin saber hacia donde van los acontecimientos.

El punto anterior lo que ocasiona es una pérdida de confianza a todo nivel, que desemboca en términos locales en que los individuos que solicitan créditos, lo hacen exclusivamente por necesidad, y quizás deban postergar ciertos proyectos para evitar tomar decisiones de endeudamiento en momentos en que nadie sabe si los ingresos actuales, serán los mismos el día de mañana.

Yo en lo personal, por necesidad y quizás por osado, opté por invertir y endeudarme antes de que la cosa se ponga peor, y aperrar con lo que venga.
Publicar un comentario

Google+ Followers