miércoles, enero 17, 2007

El tiempo pasa

Se nos viene fin de mes y la cosa parece no avanzar. Por más llamados, visitas y empeño que le puse, aparentemente no iba a poder lograr mis objetivos laborales para este mes, y eso me tenía bastante molesto, desmotivado y triste.

Hoy la cosa no ha cambiado mucho e incluso a un amigo lo llamaron porque probablemente lo van a ascender. Eso me hizo pensar en cómo ha pasado el tiempo, y yo sigo pegado en los mismos temas, sin avanzar.

Sin embargo, no hay mal que dure cien años ni tonto que lo resista, así que ya me estoy empezando a chorear. Tiene que haber una salida.

Pensando un poco las cosas, llegué a la conclusión de que el msn se ha convertido en una gran distracción desde hace años. Sin embargo, antes me distraía con otras cosas. Creo que la clave está en las ideas y motivaciones que anden rondando por mi cabeza. Así que a cerrar sesión... por lo menos más temprano.

El siguiente objetivo consecuencia de lo anterior, es empezar a levantarme más temprano, respetar horarios (aunque en estricto rigor no los tengo establecidos por contrato) y en general, trabajar por mis propios objetivos, y no por los objetivos ajenos o los de la empresa. (Está claro que tienen que ser objetivos complementarios, pero deben ser míos para que sirvan)

En fin, son cosas que no le interesan a nadie, pero que yo me entiendo.

En otras palabras, tengo que enfocarme en objetivos medibles y alcanzables, paso a paso para no ir desmotivandome, y sobre todo, que signifiquen un progreso como persona y como profesional a largo plazo, aunque me echen del banco. Total, matarme por cumplir una meta de corto plazo, no tiene mucho sentido para mí.

Por eso... este mes no sé si cumpliré con las metas de ventas (mi bolsillo espera que si) pero no es mala idea fijarme otras metas más alcanzables, y empezar a cumplirlas desde hoy. Aunque cueste al principio. Total, dicen que un hábito se forma en 21 días.
Publicar un comentario

Google+ Followers