sábado, julio 15, 2006

Descontrol

Estoy viviendo un cambio demasiado fuerte en mi forma de ser, que ya me ha hecho perder el control durante dos noches seguidas.

Anoche no encontré el cargador de la batería de mi palm y literalmente me emputecí con mi hermana chica porque a mi juicio ella debería haberla tenido. Hasta la insulté y le dije cosas feas en un momento de emputecimiento extremo.

Al final me arrepentí pero ya lo había hecho y al día siguiente con cargador en mano, la famosa palm se prendió tan sólo un par de minutos y murió. No me sirvió de nada haber reclamado.

Esta noche de nuevo me emputecí porque ante un error de comunicación y de coordinación entre yo y las secretarias de mi U, borré unas cosas que no tenía que borrar y peor aún, perdí 2 tardes de trabajo cargando información que no era el momento de cargar.

Más enojado estaba cuando no podía corregir el error y lo único que quería era dormir, incluso mientras el sistema se caía una y otra vez, los ojos se me cerraban solos y hasta me quedé dormido apoyado sobre el teclado por unos minutos.

Demás está recordarles que si hay algo que me pone de muy mal humor es tener sueño y que el cuerpo físico no me responda.

Finalmente era tanto mi enojo que me descargué con algunos por msn y por mail, y tuve que hacerme el ánimo. Luego se me ocurrió una solución y todo está mejor. Más calmado me doy cuenta de que este descontrol no puede superarme de nuevo.

El gran cambio se debe a que hasta hace muy poco yo era un individuo de 100% reacción con una proactividad que se había extinguido absolutamente. Si había que hacer algo lo dejaba para mañana, si había que llamar o preguntar algo peor!!!... Odiaba hablar por teléfono y me cargaba "molestar" a la gente con preguntas o cosas por el estilo. Cualquier tipo de gestión que hubiese que realizar me daba pánico.

En parte por lo mismo decidí irme a un nuevo trabajo donde tenía que hacer por obligación precisamente esas cosas, llamar por teléfono, tener personalidad, y ser muy muy proactivo.

La clave es que la recompensa son lucas, y por supuesto muchos conocimientos del mundo bancario que es lo que estudié, a lo que agregaría un excelente equipo humano que ha tratado de todas las formas posibles de tenderme una mano y apoyarme a cada instante.

Nunca es bueno hablar mal de sus empleadores antiguos, o de sus anteriores trabajos, y mucho menos cuando aún siguen relacionados. Así que tengo que tener eso en cuenta. Además cuando me fui del gimnasio no lo hice, y espero que ahora cuando me vaya de Industrias no tenga que hacerlo. Sin embargo el cambio es cambio, y eso me tiene re contento. Sólo tengo que tener cuidado con esos descontroles producidos principalmente por el cansancio del día y el choque entre lo que queda de mi mundo reactivo, versus la proactividad recuperada.

Mente positiva, optimismo ante todo... suena fácil, pero cuando se te quemó la casa de tu familia, tu viejo se quedó sin pega, y todo el ambiente que te rodea es puro pesimismo, de repente cuesta un poquito. Por suerte he logrado mantener un nivel decente de aislamiento de estas situaciones sin caer en el arribismo ni en la soberbia.

En fin... Buenas noches.

Blogged with Flock

Publicar un comentario

Google+ Followers