miércoles, enero 11, 2006

Creo que nací Blogger

Esta tarde tenía la cabeza llena de ideas, y en la mañana también, y anoche, y ayer, y la semana pasada, y el mes pasado, y toda la vida!

Pero esta tarde venía pensando en qué podría escribir en el blog. Todo partió por un exceso de información u Overload en inglés, que me dió en la tarde a medida que leía los informes sobre la Mac World. Es que se vienen los nuevos procesadores de Intel que son el doble de rápidos, y Yahoo abrió la primera oficina fuera de USA y lo hizo en Chile, y Google empieza a vender videos por Internet, y aparece un virus que se transmite por Internet, y..y...yy ufffffff Incluso es tanta la información que parece obvia!!

Todo colapsó cuando leí en mouse.cl sobre los tags... Comprendí que los únicos tags que deben conocer muchos, son los de la Costanera Norte, que se ponen en tu auto y cobran peaje cada vez que pasas debajo de un pórtico electrónico. Para mí un tag en internet era algo tan obvio, pero a la vez tan difícil de explicar a los mortales... Son Etiquetas!!!!!

En fin, la cosa es que colapsé. Se me ocurrió ir escribiendo más en kt.cl para dejar por escrito todas estas ideas e informaciones, dejar un registro, compartirlo con quien quiera.

Venía en la micro embaladísimo, y descubrí que desde niño he sido así. Todos los dias me pasaba algo que tenía que contar. Todos los días tenía una historia, y cuando era más pequeño aún, me quedaba toda la noche inventando una historia, donde yo era el personaje principal, tenía dinero ilimitado (para justificar mi imaginación) y creaba o mejor dicho planificaba el cómo serían tremendas obras que soñana. Por ejemplo, soñana con tener un ejercito propio, el que prestaba al presidente para que defendiera la patria. Pero la gracia del sueño era imaginar cuántos aviones iba a tener, dónde estacionarlos, cuánto demorarían en llegar, cómo sería la mansión, dónde quedaría la cancha de fútbol... etc.

Ya más grande participaba en monumentales conversaciones con mis compañeros de viaje en la micro. Que la niña x me vió, que me caí, que me tocó el chofer z, etc. Todos los días tenía algo muy interesante que contar, y hacía de las cosas más normales, grandes historias. Y si no había nada que contar, entonces planeaba ganarme el loto al salir de cuarto medio, porque de tanto responder preguntas al azar en el colegio, algo de expertise en la selección de alternativas tenía que aprender.

Por eso, y muchas otras cosas más... creo que nací blogger... todos los días tenía algo que contar. En cada momento, cada lugar, siempre se formaba una historia.

Lo que nunca pensé... es que un día futuro tendría la oportunidad de escribir libremente, y que esto fuera posible de leer por una persona que no fuera yo mismo.

Apropósito... creo que me gusta vivir en peligro... acabo de ariesgarme al nombrar a casi todos mis amigos en kt.cl, asumiendo el riesgo de haber olvidado a alguno, o de decir cosas que tal vez mañana me arrepienta. Ese es kt... Ese soy yo... a veces.... eso creo.

Recordé otra cosa... cuando niño hacía micros en miniatura con cajas de té... que notable ese recuerdo...
Publicar un comentario

Google+ Followers