lunes, enero 02, 2006

Algunas cosas no cambian tan rápido

Año nuevo, vida nueva, pero de nuevo me levanté tarde y me quedé pegado haciendo cosas toda la mañana en mi casa. Así que el primer día laboral del año creo que no llegaré tan temprano como hubiese querido. De todas formas no importa, porque el año pasado llegaba a las 7:15 AM y ya vieron como siguió el resto de los meses.

Anoche estuve leyendo algunas cosas sobre metafísica que hace tiempo no pescaba. Específicamente sobre la armonía y la importancia de mantener un clima mental agradable en forma constante. Por ejemplo nos preocupamos mucho de ajustar el aire acondicionado, o el volúmen de la radio, pero dejamos que cualquier cosa nos altere y nos ponga mañosos. En este momento incluso una mosca me molesta y se para sobre mi pelo mojado, y me dan ganas de enojarme. Me está empezando a ganar la furia... jaja

En fin, la cosa es que hay que intentar no dejarse llevar por esas distracciones, y mantener la armonía en nuestro día, porque de esa forma todo nuestro entorno será más ordenado y podrá crecer. El punto es que cuando uno sube y baja sus estados de ánimo violentamente, al final todo el entorno se vuelve un desorden y de esa manera es muy complicado alcanzar algún crecimiento de cualquier tipo. El año pasado fui ultra desordenado, y espero este 2006 mejorar en ese aspecto.

Ya tengo mi lista de deseos para lo que viene, lo que es un avance porque implica tener metas, aunque no todas sean aparentemente alcanzables.

Saludos!
Publicar un comentario

Google+ Followers