viernes, diciembre 16, 2005

Arbolito de Pascua

Se nos viene la navidad

Este 24 de diciembre es un día especial. Acostumbramos intercambiar regalos, y en lo personal ponemos a prueba nuestra conducta durante el año (especialmente la más reciente) al ver la dedicación e intención que traen los regalos recibidos.

Es que no se trata de recibir grandes presentes, sino más bien del cariño con que nos son entregados, y uno se da cuenta aunque sea subconscientemente de ello.

Hace unos días mi familia armó el arbolito de pascua. Todos participamos, de una u otra manera y como seguramente mi mamá estará en desacuerdo al leer esto, procedo a explicar más o menos a lo que me refiero.

En primer lugar no moví ni un solo dedo en la instalación del arbolito. Mi aporte fue hacer una pequeña crítica a lo "pelado" que había quedado en su versión 1.0, lo que motivó (creo yo) a realizar un update al día siguiente y ahora quedó bonito.

Mi papá ayudó, o por lo menos puso las ganas y se subió al segundo piso para bajar las cajas con adornos y piezas varias. Mi mamá como siempre le puso el toque artístico y lo llenó de adornos muy bellos. Mi hermana no se si participó, pero supongo que debe haber criticado constructivamente también.

En fin, el arbolito es más que un montón de adornos, ya que gran parte de su vida la recibe con la admiración que sentimos todos nosotros cuando lo miramos cada mañana al despertar y lo encontramos genial. O cuando alguien se preocupa de prender sus luces, y cada vez que algún visitante ocasional advierte su presencia.

Ahora sólo queda salir en busca de los regalos, buscar el pesebre que aún no lo he visto armado, disfrutar de la cena de la noche del 24, y por supuesto, tener una muy feliz navidad.
Publicar un comentario

Google+ Followers