jueves, enero 29, 2015

De regreso en casa y al matrimonio

Fueron algo más de dos meses de pausa, retorno a la casa de los padres, contacto con viejos y nuevos amigos, libertad, ejercicio, penas y alegrías, pero acá estamos de vuelta en casa junto a mi esposa y queridas hijas, como antes, pero iniciando una nueva etapa.

Debo reconocer que las cosas han cambiado para mejor y hay buena voluntad de ambas partes. Espero que todo salga bien y creo que es bueno reconocerlo y anunciarlo, tal como alguna vez publiqué que me había alejado.

Las razones del retorno me las guardaré en esta oportunidad. Una de las moralejas de este tipo de situaciones es que es mejor esperar y no comentar tanto, porque como ya sabía desde hace tiempo, la vida da muchas vueltas, y agradezco a Dios por la familia que tengo.
Publicar un comentario

Google+ Followers