domingo, abril 27, 2014

Destinos cruzados

Este fin de semana me contaron que una de mis tías queridas que seguramente lee este blog, se hizo exámenes y se encuentra enferma al igual que mi abuela materna y otra de mis tías que en paz descansen. Mala noticia que me hace pensar en lo frágiles que somos y en si de verdad estaremos aprovechando los momentos de la vida.

Afortunadamente tengo buenos recuerdos de las personas que no están y con mi tía lo hemos pasado muy bien por lo que podría decir que estoy conforme con lo que la he disfrutado y espero poder hacerlo todo lo posible en lo que sigue de nuestras vidas.

Al respecto no queda mucha opción y creo que no vale la pena achacarse. No porque las personas no sean importantes para mí, todo lo contrario, sino porque prefiero seguir dándole para adelante disfrutando en vez de sufrir.

Un abrazo afectuoso tía querida y me llena de orgullo que estés escribiendo tu blog y que siempre estés haciendo cosas lindas y deliciosas. Te quiero mucho!
Publicar un comentario

Google+ Followers