viernes, julio 08, 2011

Mi molestia con el gobierno de Piñera

Me reconozco como un votante de derecha, que siempre ha intentado defender al actual gobierno de derecha en Chile, porque desde pequeño me he identificado con ese sector y hasta me inscribí en los registros electorales con la finalidad específica de votar por Sebastián Piñera, pero hoy me encuentro muy molesto por la demora en la aprobación del prometido aumento del postnatal y por la mala gestión en términos comunicacionales y no cumplimiento de promesas electorales.

Hace un par de elecciones atrás, cuando una de las candidatas era la señora Michelle Bachelet, me dirigí el último día de plazo a los registros electorales para inscribirme y así poder sumar un voto más por Piñera, pensando en que era la mejor opción para gobernar al país. En esa ocasión ganó la candidata de la Concertación y tuve que asumir la derrota, pero 4 años más tarde pude votar nuevamente y por fin me tocó ganar.

Lamentablemente, cuando ya nos acercamos a la mitad del mandato presidencial, estoy llegando a un punto en que cada vez que escucho una noticia sobre el gobierno, me molesto casi tanto como cuando me molestaba con los gobiernos de la Concertación, por la suma de errores y tonteras que se están haciendo.

En primer lugar, se les ocurrió incar el diente en el tema de las licencias médicas, sobre todo en el caso de las madres e hijos menores de 1 año, a tal punto que ahora los doctores le tienen pánico a emitir una licencia, incluso cuando está totalmente justificado. Por ejemplo, hace un mes mi hija de un año, se accidentó con un corte en su cabeza y el personal de salud sólo fue capaz de ofrecer un "certificado" escrito a mano, pero en ningún caso accedió a otorgar algún tipo de licencia, ni siquiera por un día. Lo mismo nos sucedió en otras oportunidades cuando la niña estuvo bien enferma, e incluso cuando la mamá estuvo enferma estando ya embarazada de una segunda hija.

Ahora mi segunda hija acaba de nacer, y la tontera del postnatal nunca se aprobó. Incluso si ella llegase a tener problemas de salud, habría que hacerle tremendos exámenes para poder conseguir una licencia médica, lo que me parece una tontera. Actualmente en Chile las madres tienen sólo 84 días de licencia médica luego del nacimiento, y la promesa del actual presidente era llegar a 6 meses como mínimo.

Definitivamente el nuevo gobierno me tiene chato, aunque eso no quiere decir que preferiría tener al anterior, aunque por lo menos con mi primera hija, mi señora pudo acompañarla mientras tuvo reflujo por un año completo. Ahora no podríamos, por culpa de la nueva forma de gobernar. (En estricto rigor la licencia deberían darla igual, pero para ello agregaron un exámen terrible que consiste en introducirle una manguera a la guaguita, lo que no me gustaría hacerle por nada del mundo)
Publicar un comentario

Google+ Followers