martes, abril 21, 2009

Plan de compensaciones FASA

El lunes 20 de abril se dio inicio al plan de compensaciones para clientes de Farmacias Ahumada (FASA) y por esas casualidades de la vida, con mi señora teníamos que comprar algunos medicamentos.

Al ver unos folletos de papel que estaban repartiendo, nos acercamos a preguntar a una de las farmacias ubicadas en el Lider de Maipú ubicado en Av. Central, dónde luego de obtener un número de atención tuvimos que esperar unos minutos mientras se atendían otros clientes.

Mientras esperábamos, la vendedora le preguntó a una señora si tenía la boleta del medicamento que estaba comprando, ante lo cual la cliente respondió con sorpresa y risa que obviamente nadie guarda sus boletas, y nosotros la apoyamos. Finalmente adquirió su medicamento con un supuesto descuento por compensación y ahí nos enteramos de cómo funciona en realidad el tema.


Resulta que como en FASA en general no nos piden nuestro Rut al comprar, no se puede saber si uno compró o no un medicamento con sobreprecio, a menos que tengamos la boleta guardada, por lo tanto cualquier persona puede decir que fue afectada y exigir una compensación en la compra del mismo medicamento.

Entonces conociendo el sistema, preguntamos por los medicamentos que estábamos comprando pero ninguno estaba en la lista, excepto uno que sí compramos muchas veces durante el período de la colusión, pero que actualmente no necesitábamos: Dixi 35, un anticonceptivo.

El famoso anticonceptivo, yo recuerdo haberlo comprado alguna vez cuando estaba pololeando con mi actual señora, en unos 6 mil pesos y fracción. Luego sorpresivamente aumentó su precio a alrededor de 10 mil pesos, y por eso me acuerdo. ¿Colusión? Puede ser...

Lo extraño es que ayer, al momento de ver si lo podíamos comprar acogiéndonos a la compensación, el precio de lista era de 14 mil pesos y fracción!!! Es decir, ¿Quién me asegura que los precios no están inflados nuevamente para incluir el efecto de la compensación?

Por lo anterior me parece imprescindible que las farmacias publiquen los datos históricos de los precios de todos y cada uno de los medicamentos que comercializan, para saber si efectivamente han subido de precio, han bajado, se han mantenido, y si los famosos descuentos son tan sinceros como deberían serlo.
Publicar un comentario

Google+ Followers