sábado, febrero 14, 2009

Me encantala tecnología

Estaba tratando de cortar el pasto pero se me echó a perder la máquina. Digamos que tiene unos cables sueltos que requieren un poco de paciencia para volver a unirlos, así que mejor hice una pausa y me entré a tomar desayuno. Mientras el hervidor eléctrico hace su trabajo y me calienta un poco de agua para el café, el horno eléctrico me calienta unos panqueques y yo enciendo el notebook para esparcirme un rato.

Me encuentro en Twitter con una nota de la radio cooperativa, donde corto y preciso anuncian la opinión de un diputado con la cual estoy de acuerdo. Veo que hay un enlace al audio de la entrevista, y la escucho cómodamente a la hora que yo quiero. Me alegra pensar que no me la perdí, que no fue necesario estar despierto a las 8:30 AM para escuchar la entrevista, y en cómo la tecnología me ayuda en este minuto.

En paralelo le mando un breve saludo de cumpleaños a mi mamá, y me entero de que la abuelita de una amiga ha partido. Le envió un comentario y un abrazo virtual.

Sale un olor a quemado del horno... creo que se me quemó el panqueque!
Publicar un comentario

Google+ Followers