miércoles, abril 04, 2007

Imbéciles


Veo a un pendejo cruzar la calle corriendo cobardemente encapuchado. Le tira una piedra a una camioneta y le triza el parabrisas.

Claro, el conchesumadre sigue corriendo encapuchado y luego de un rato se irá a su casa a hacer quizás que otra cosa.

El conductor de la camioneta en cambio, tendrá que ir al seguro, si es que tiene, a los carabineros y al taller, a cambiar un parabrisas que cuesta por lo menos más de 100 lucas.

Todo por una simple choreza de uno más de los cientos de imbéciles que andan "marchando" por la calle.

Segundos antes en la imagen, otro estúpido rompe el parabrisas de un transantiago.

Mientras escribo, varios más rayan y rompen cosas.

Me dan rabia.
Publicar un comentario

Google+ Followers