martes, marzo 27, 2007

Los políticos y la gente

Una clara señal de lo distanciados que están los políticos chilenos de la gente, se ha dado en el caso de la remoción del ex Ministro de Transporte Sergio Espejo.

Mientras el mundo político lo criticaba como sea para ganar unos minutos de cámaras de televisión, al día siguiente en la portada de Lun aparecía una imagen donde la gente lo abrazaba en la calle.

Hoy lo acaban de remover, y al salir de su ministerio los funcionarios lo aplaudieron y apoyaron, y curiosamente la gente en forma espontánea lo aplaudió y despidió en su trayecto hacia la moneda, e incluso algunas personas le dieron regalos!

Y la verdad es que yo también habría ido a darle ánimo. Me parece un ministro que si se equivocó en alguna cosa, fue el único que dió la cara y en un tono siempre amable, intentó hacer lo más que pudo porque el sistema anduviera. Más encima, es un hecho claro, que intentó postergar lo más posible la entrada en vigencia del desastre, y que si finalmente se dió el visto bueno este año, es porque más adelante se vienen las elecciones y tenía que ser ahora.

Entonces, los políticos piden la salida de Espejo, mientras la gente no piensa principalmente que sea el ministro el culpable.

Bueno, entonces para sacar al ministro, el gobierno reacciona a su manera. Le cambia a cada partido político un ministro, en una movida que sólo busca satisfacer los intereses políticos, y no los intereses de la gente.

¿Por qué se removió al Ministro de Justicia? Según sus palabras, porque era el único ministro del Partido Radical, por lo que le tocó asumir el costo político. ¿Qué tiene que ver el ministerio de justicia con el Transantiago?

Lamentablemente, la reacción de la presidente, es una señal más mala que buena. Se siguen dando palos de ciego, confundidos esta vez por las reacciones de la gente, y por las de su cada vez más desordenado grupo de políticos. Me refiero a la Concertación y a la Alianza opositora.
Publicar un comentario

Google+ Followers