sábado, marzo 10, 2007

Freak KT

La autora de uno de mis blogs regalones, La estudiante que aprende, me ha invitado a participar en un juego donde hay que mencionar 6 actitudes freaks y además invitar a otros bloggers para que también hagan lo mismo.

Cuando me di cuenta que me tocaba participar, me compliqué un poco porque no se me ocurría nada, y después cuando me dediqué un buen rato a escribir algo, se me cayó el sistema y se perdió todo lo que había puesto. Pero como dice un profesor amigo, si no está escrito no vale, así que aquí vamos de nuevo a ver qué resulta.

FREAK 1
¡Tengo una loca fascinación por los buses! Tengo amigos que se vuelven locos cuando ven un auto lujoso pasar por la calle, o que alucinan cuando ven a una mujer bonita. Yo no digo que no me pase lo mismo porque igual es normal, pero cuando veo un bus me vuelvo loco. Me gusta mirarlos, sobre todo si son nuevos, pero incluso también miro ene a los antiguos. Esto obviamente se limita a los buses interprovinciales, ya que mirar una micro no tiene mucha gracia, pero el par de veces que he andado de copiloto en una micro, también ha sido increíble. En todo caso igual uno se pone malo, porque me acuerdo que una vez que salí con un tío que manejaba una micro amarilla, cada vez que veía un escolar yo le avisaba para que no le parara, o para que lo dejara abajo jejeje... Bueno, así que ya saben, si me ven en el terminal de buses con la vista perdida y mirando medio atontado a los buses, es porque me gustan. También me acuerdo que cuando chico hacía buses y micros en miniatura, forrando con papel las cajas de te y de pasta de dientes. Les dibujaba puertas y ventanas e incluso puertas dobles y al medio, en tiempos que esas cosas aún no existían. No me acuerdo si alguna vez imaginé un bus oruga, aunque estaba verde por viajar en un TranBus. Al final se cumplió mi sueño, pero en un Transantiago jejeje Apropósito, cuando chico me gustaba el olor a bencina jajaja

FREAK 2
¡Tengo una conducción ktsiana! No sé si lo entenderán, pero mis amigos de la U con el puro título podrían saber. Resulta que tengo un amigo con el que nos veníamos todos los días en su auto, y manejaba a 40 km/hr en lo que el denominaba "la conducción segura". Esto era totalmente opuesto con mi "conducción ktsiana" que consistía en andar al máximo de las revoluciones de todos los cambios, adelantando a todo el mundo, y más encima casi en pura ciudad a diferencia de mi colega que prefería andar por las autopistas a un ritmo lento y constante. Cuando salía con mis familiares, todos se encomendaban a los santos y me cantaban "fitipaldi..." "fitipaldi..." como en la película del taxista que salía a robar con unos flaites. (Creo que era Taxi para tres) Esto no sería raro porque hay harta gente que es así para manejar, pero lo raro en mí, es que cuando no quiero andar rápido, soy capaz de andar a 30km/hr en zonas donde dice máx 35 y todos andan a 60, porque me gusta andar con el vuelito del auto, sin acelerarlo. Esto es considerado ultra extremo por mis parientes que les carga que yo maneje porque o ando muy rápido, o ando muy lento. Esta conducción ha derivado a un punto intermedio donde me he puesto a manejar igual que las minas, súper distraído y cambiandome de pista en cualquier momento sin darme cuenta de nada. Lo que pasa es que ahora lo que más me importa es maximizar el rendimiento de la bencina, y ni ahí con andar rápido. Pero ojo, que si me provocan, le pongo turbo y paso a cualquiera... (Todo esto porque me creo Shumacher) En fin... soy medio raro para manejar pero gracias a Dios nunca he tenido un choque ni na. Tengo suerte.

FREAK 3
A mis 26 años nadie me ha conocido una polola jejeje En realidad no es porque las oculte, sino porque no he tenido o no me duran. Obvio que tengo una ex, en parte imaginaria y en parte real (si estás leyendo esto no te ofendas, tu sabes como fueron las cosas) Pero en realidad como que no soy pololo, supongo. Yo cacho que algún día tendré que cambiar eso, pero esto mismo origina un montón de cosas bien freaks en mi vida que se las dejo a su imaginación.

FREAK 4
Si el computador no funciona me pongo de mal humor. Ya sé que esto es medio computín, pero tengo que reconocerlo. Si tengo problemas con mi pc, si se me mete en la cabeza que el Windows anda lento, que no me resultó formatear una cosa u otra, o que por ejemplo, no he podido hacer funcionar algún programa, ando de pésimo humor incluso por varios días hasta que se soluciona el tema. Ni hablar de cuando me quedo sin internet, aunque últimamente me he ido acostumbrando a eso, y me dedico a hacer otras cosas. Pero mi humor se afecta negativamente si tengo atados con el pc. Esto también me sucede cuando tengo sueño y me piden que haga algo, me pone de muy mal genio, sobre todo en la noche cuando ya he decidido no hacer nada más hasta el día siguiente.

FREAK 5
Trato de evitar comer mariscos hasta las últimas consecuencias. La verdad es que no soy muy mañoso para comer, y por no quedar mal con la dueña de casa, soy capaz de comer cualquier cosa. Pero si me ofrecen mariscos crudos, cero posibilidad. Ya me intoxiqué una vez y lo pasé pésimo, así que con sólo pensar en mariscos me da guacala. Prefiero pasar hambre o quedar como mala onda, pero no hay caso. En todo caso cuando hay algo que no me gusta en la comida, es lo primero que me como y de la forma más rápida posible, para dejar lo rico para el final y quedarme con ese sabor final. Lo malo es que la gente cuando me ve separar lo malo y comérmelo altiro, cree que lo hago porque es lo que más me gusta, y me ofrece más!

FREAK 6
El péndulo se hace presente en mi vida. Si la Claudia tuvo volteretas vocacionales, yo también tuve mi rollo bien cuático cuando salí del colegio. En el Instituto habían 3 áreas para los cuartos medios. Yo estaba en el área biológica pero quería estudiar una carrera humanista como derecho, sicología o periodismo. Al final terminé estudianto una carrera matemática, Ingeniería, aunque igual creo que quedaba por puntaje en derecho de la U de Conce. Algo freak también podría ser mi promedio general 4,9 en cuarto medio, y mis 729 puntos promedio en la PAA (Ahora llamada PSU). Parece que de mi grupo de estudio, fui el único que se salvó, aunque afortunadamente después los demás encontraron su camino. Esto también me pasó en la U donde todos los semestres mi grupo de estudio sufría algún eliminado pero yo me mantenía, hasta que llegó el día en que me echaron. Lo más freak, es que después me dieron una última oportunidad y cuando salí de la U terminé trabajando en el mismísimo Departamento que alguna vez no quizo que yo siguiera en la U. Las vueltas de la vida... terminé queriendo a los que más odiaba jejeje y al final se portaron bien y me devolvieron la mano. Una vez hicieron un test de inteligencia en el curso y empaté en el máximo puntaje con el mejor alumno del curso. Lo raro, es que yo era el de peores notas jejeje Ahora ya me normalicé si, el otro día saqué unos puntajes normales y mi memoria está peor que nunca desde que uso computador.

Ups, creo que me extendí...

Mis nominados para que también piensen un poco son:

http://amelche.blogspot.com/
http://veronicareyes.blogspot.com/
http://laap.blogspot.com/
Publicar un comentario

Google+ Followers