miércoles, noviembre 08, 2006

Motivaciones

Ayer me fui a cortar el pelo y me preguntaron por la mejor forma de invertir un capital. Claro, porque si estudié ingeniería comercial y trabajo en un banco, debería saber al respecto.

Mi respuesta fue en fondos mutuos, aunque estaba seguro que esa no era la solución, más bien era una idea algo más avanzada a los famosos depósitos a plazo que no me gustan por poco rentables. Es que aconsejar a alguien sobre como invertir su dinero es complejo. Hay que tomar en cuenta sus habilidades y propensión al riesgo. Invertir en acciones es la clave, y ojalá en acciones rentables, pero si supiera cuáles recomendar, claramente sería el primero en poner unas luquitas en la bolsa.

Luego de engrupir un rato con varios temas como los fondos mutuos, acciones, APV, etc, sobre los que sabía un poco de todo pero mucho de nada, me vine para la casa motivado con la idea de estudiar un poquito de finanzas y ponerme al día.

Encontré unos apuntes de finanzas para emprendedores que ni sabía que tenía guardados, y me los quería leer todos aunque no pasé de la primera página. El nunca bien ponderado messenger me empezó a reclamar que no respondía, que me demoraba mucho en contestar, y al final no pude seguir leyendo.

Como todos saben mi tesis sigue en punto muerto y ahora mas que nunca quiero terminarla. En parte por el hecho de tenerla inconcluso y en parte porque el tema me causa curiosidad. Entre tanta web 2.0 y tanta cosa que se habla de los blogs, me gustaría investigar y escribir algo concreto desde mi punto de vista. Algo he avanzado tirando líneas pero no he conseguido mantenerme más tiempo concentrado en esa tarea.

También tengo que estudiar contabilidad para defenderme en el banco. Podría quedarme como estoy pero no me gusta quedar con dudas cuando me enfrento a un balance y no me doy cuenta que una constructora puede tener ventas no afectas a ivas cuando un tercero le emite una factura de compra. Además también tengo miles de manuales del banco que me gustaría devorar para estar más preparado en mis tareas diarias.

Así, me voy diversificando entre distintas motivaciones que se me aparecen todas al mismo tiempo y no hago nada bien. En todo caso, por ahí leí algo que me podría ayudar.

Las actividades se dividen en las cosas importantes que tengo que hacer, las cosas que debería hacer y las cosas que podría hacer si es que ya hice las dos anteriores. Así que vamos a ver si siguiendo esa estructura me puedo ordenar un poco.

Saludos!
Publicar un comentario

Google+ Followers