jueves, agosto 10, 2006

La venta empieza con un NO

En primer lugar, gracias por los comentarios del post anterior. Pensaba que este blog había desaparecido del mapa, pero veo que más de alguien lo vió y seguirá viendo mis reclamos jeje

Por lo mismo, les sigo contando más o menos que sucedió hoy.

Nuevamente salí atrasado de la casa, casi llorando por mi situación. Sin producción, sin señales, sin poder responder a las solicitudes del jefe y más encima nuevamente atrasado, y justo cuando había capacitación donde todos se darían cuenta que iba atrasado. Pésimo!

Mientras esperaba el colectivo que nunca pasó, se puso a llover. Tuve que tomar otro recorrido porque ya me había empapado y atrasado más aún. Llegando al transbordo, por primera vez me sucede que no habían autos disponibles, y más encima seguía lloviendo. Peor aún, se hizo una fila gigante.

Llegué a la capacitación 15 minutos tarde, entré disimuladamente y la jefa no me vió aunque si supo que llegué tarde. Filo, 2 compañeros más también llegaron después que yo, lo que me hizo pasar más o menos piola. Primer escollo superado, y eso que había evaluado hasta la opción de devolverme a la casa y reportarme como enfermo.

Empiezo a filtrar datos y no avanzo nada. Se me ocurre no almorzar para avanzar más, y mis compañeros de equipo se fueron medios enojados. Después vino un amigo a invitarme a almorzar con la gente antigua, jefes incluidos, y mis compañeros se sintieron traicionados porque no fui con ellos, y sí fui con los jefes. Pésimo.

Plan de emergencia

Asumí mi error, me tiré al suelo y pedí perdón a mis compañeros. Se demoraron pero se les pasó un poco el enojo. Bien.
Luego llamé a un posible cliente diciendole patudamente. "Don x, quiero ir a conocer su empresa." Nada más, me tuvo que decir que bueno así que conseguí mi posible primer cliente. Luego de puro paleteado le regalé un dato a otro amigo, y resultó que mi amigo descubrió que el dato tb podía ser cliente mío, así que si Dios quiere, ese podría ser mi segundo cliente. Bien.

Llegando a la casa tenía ganas de conversar con alguien en el chat y nadie pescaba. Finalmente apareció en msn uno de esos contactos con los que podi arreglar el mundo por horas y saqué mis ganas. Bien.


Moralejas

En la mañana antes de levantarme pensaba que todo estaba perdido, pero que no me podía rendir. Tenía que aperrar y morir luchando. La perseverancia es clave.

Durante el día comprobé que con trabajo las cosas tarde o temprano tienen que salir. Me resultó una llamada que venía siguiendo hace semanas. La confianza es clave.

A la hora de vender no importa cuantas veces te digan que NO. La venta comienza con un no. Por lo tanto en vez de achacarse, hay que motivarse ante las negativas. Yo soy buenísimo para conversar, debatir e influir sobre las decisiones de las personas. Puedo hacerlo.

Los amigos siguen siendo un soporte clave. Muchas gracias a todos.
Publicar un comentario

Google+ Followers