viernes, junio 09, 2006

Nada que decir

Ayer una amiga me cobraba la palabra por messenger diciéndome que le debía una conversación, ya que habíamos acordado juntarnos a charlar un rato sobre la vida y después me tuve que correr por motivos laborales.

En ese momento pensé, "no tengo mucho que contar" y me pareció raro, porque después de todo he estado leyendo ene estos días, haciendo varias cosas y sin embargo mientras más información y meditación hago, menos ganas de hablar me dan.

Es que a veces mientras más se sabe, menos ganas de hablar huevadas dan... y eso que no creo que sepa tanto tampoco, o tal vez tengo tantas cosas en la cabeza que sería difícil lograr transmitirlas. Como que el conocimiento puede distancias a las personas, o tal vez es uno mismo el que se aleja un poco de los demás.

Otra contradicción que tengo, es que podría hacer un post de muchas cosas y sin embargo este blog lo tengo medio abandonado y las últimas cosas que he puesto también las encuentro re fomes, como rellenando.

Por ejemplo esta semana jugué a la pelota con un tío y mi papá, aunque pensandolo bien eso no le interesa a nadie. Sin embargo tratar de relatarlo de una forma que sea interesante y provechosa para los demás sería entrete. También me tiré a la piscina con mi trabajo cambiando de una vez por todas el aspecto de la página que administro en mi U, y aunque he recibido buenos comentarios, tampoco afectó mucho. Yo pensaba que me iban a llover los mails reclamando.

Al final nunca hice un post como la gente sobre mi experiencia con el servicio técnico de Dell, y ahora tengo novedades sobre packardbell, ya que después de 14 meses me cambiaron la batería mala, a pesar de que la garantía cubria solo 10 meses. Muy buena noticia para mí y para los clientes de esa marca.

Se me acabó la batería del notebook así que me retiro, saludos!
Publicar un comentario

Google+ Followers