domingo, junio 18, 2006

Cumpleaños 26

Son las 13 horas en Chile continental y recién puedo articular algunos movimientos como para prender el computador y entrar a msn a ver si hay algún colega para copuchar.

Me acosté a las 7 de la mañana, y por lo lejos que queda mi casa del resto, seguro que en esta oportunidad los demás se habrán acostado a las 8 u 8:30. Alguna vez les tenía que tocar, ya que siempre es a la inversa. Ellos llegan pronto a su casa y yo debo viajar una hora hasta la mía. Ayer la celebración fue en mis tierras y creo que lo pasamos bien.

Estoy contento porque vinieron casi todos a saludar, igual que el año pasado cuando el evento fue en el bar masivo ubicado en la zona oriente de la capital. Ahora celebramos en mi casa y mi familia pudo conocer a esos personajes que les nombro siempre, y que no tenían idea quienes eran. Puros muchachos sanos con ganas de disfrutar la vida. Un asadito en mi casa, que tenía que terminar en algún centro nocturno para bailar un rato, y finalmente regresar a mi hogar a comer algunas cosas que quedaban.

El tema de la noche fue lo lejos que vivo con respecto a los demás. Lo que pasa es que mi residencia queda en una comuna en la periferia de Santiago, pero bien en la periferia. En Maipú, pero al final final de las poblaciones, después de muchas calles y vueltas que los dejaron a todos locos. Creo que por fin los demás sintieron esa sensación de andar lejísimos de sus casas, entre avenidas y calles desconocidas sin saber hacia donde ir. Lo mismo que me pasa a mí casi todo el año cada vez que voy a sus fiestas, así que ni pesqué sus críticas.

Mientras escribo suena el teléfono. Un tío avisa que viene en camino a hacer una carnecita, así que habrá que levantarse. Lo pasé re bien en la celebración de mi cumpleaños y agradezco también a todos los que me han saludado.

Un abrazo,

kt
Publicar un comentario

Google+ Followers