viernes, marzo 10, 2006

Sume y saque sus conclusiones

Si al viajar entre mi casa y el trabajo me ahorro 1 hora de viaje al día, en una semana me estoy ahorrando 10 horas, es decir casi dos días laborales (me pagan 6 horas diarias).

Visto desde otro punto de vista, por culpa de las ineficiencias de mi canasta de consumo en transporte, pierdo 40 horas mensuales arriba de una micro. (La hora y media que me demoro como mínimo es un costo hundido. Las 40 horas representan la diferencia entre viajar 2 horas y media, y 1 hora y media solamente)

Me explico: Todos estos días me he demorado 2 horas y media entre mi casa y la oficina. Ayer me fueron a dejar en auto al metro, hice una ruta que maximiza la velocidad y me demoré 1 hora en llegar. (Hoy hice el trayecto en micro y en el horario más rápido y tardé 1 hora y media.)

Me puse a sumar las horas que pierdo al demorarme más de 2 horas y me di cuenta que pierdo casi 7 días laborales al mes sentado en micro!!! Así que hoy me levanté pasadas las 5 de la mañana y me vine inmediatamente para la oficina.

Conclusiones

  • Aunque parezca más caro tomar el metro, o tener que tomar desayuno en la oficina, siempre será más rentable viajar en los horarios que no son punta, sólo por concepto de eficiencias de tiempo.
  • Levantarme a las 5 de la mañana después de haberme acostado a las 3 am, no era imposible. Sólo era cuestión de mantener la decisión y no caer en el típico "duermo 5 minutos más"
  • Llegar a trabajar en la tarde daba la impresión de flojera para los demás colegas, lo que tarde o temprano me desmotivaba igual. Es mejor llegar antes que todos, aunque se trabaje lo mismo.
  • Definitivamente en la mañana se produce más.


Publicar un comentario

Google+ Followers