domingo, marzo 12, 2006

No hay caso

Me traje de vuelta mi primer computador, ya que luego de cumplir varios años de servicio en mi casa, fue a parar donde unos primos. No sé cómo, pero dicen que se echó a perder el disco duro y al final pedí que me lo enviaran de regreso a Santiago para revisarlo con mis propios medios.

Del disco duro ni hablar, porque nadie sabe dónde quedó, así que me pasaron uno de repuesto con la monstruosa capacidad de 857 MB. (O sea nada)

Así las cosas, luego de arreglar el lector de cd, los cables y el procesador, subiéndolo de un K6 II de 366MHZ a un K6 II de 500MHZ y con sus 160 en Ram, descubrí que mis discos de instalación de Win98 están rayados.

Como solución bajé de Internet vía bittorrent, el Win2000 pensando que así arreglaría las cosas, pero por alguna razón mágica no podía instalarlo. Finalmente logré ejecutar Win95 y desde ahí pude actualizar a 2000 pero ahora no puedo iniciar sesión.

Algo pasa que el sistema no es capaz de reconocer el teclado, sin embargo en un equipo más nuevo y con el mismo disco duro de 857MB sí pude. Entonces definitivamente mi tarrito antiguo no se la puede.

Ya llevo dos días, entre que arreglo el tarro, bajo el cd completo de W2000, etc., así que ahora que ya se está oscureciendo casi a las 7 de la tarde producto del cambio de hora, me doy por vencido y reconozco que no hay mucho que hacer por ahora.

Por mientras mi viejo avanzó un buen trecho en la construcción del piso de nuestra nueva pieza de alojados, pero de eso ya les contaré más adelante.

Saludos!
Publicar un comentario

Google+ Followers