domingo, febrero 19, 2006

Enojado

En estricto rigor a esta hora ya se me pasó el enojo, pero un ratito antes lo estaba.

Todo empezó porque desde las primeras horas del día que estaba listo para viajar a Santiago, pero a mis familiares se les ocurrió que mejor almorzara primero y me fuera en la tarde.

Así las cosas revisé en Internet los horarios de los buses, y de los trenes en Chillán, y alrededor de las 4 de la tarde me fueron a dejar desde el campo a esa ciudad en un trayecto de unos 45 minutos por la carretera.

Llegamos justo a las 5:15 cuando se iba yendo el tren, y más encima me informan que se acabaron los pasajes para esa hora, y para el siguiente y último convoy.

Un poco bajoneado porque quería irme en tren, crucé la calle hacia el terminal Constitución de la ciudad de Chillán, y en Tur-Bus no habían pasajes hasta la noche. En las otras líneas tampoco habían.

Mi tercera opción era cruzar la calle y tomar unos buses muy pirujas que salían desde la esquina, pero justo cuando llegué se vendieron los últimos asientos. Finalmente tomamos el auto y nos dirigimos al Rodoviario de la ciudad, donde había una mayor cantidad de líneas de buses. Tampoco habían pasajes en ninguna de ellas.

A esa hora ya estaba emputecido, y volvimos al pueblo donde pasé a preguntar a Tur Bus si habían buses para esta noche, y me dijeron que sí, pero que no quedaban pasajes.

Finalmente encontré un pasaje en un bus de marca desconocida para mí, la empresa ERBUS, que según un primo fanático de los buses, usa máquinas dadas de baja por las otras empresas. Ojalá que me vaya bien. El horario de salida es a las 01:10 AM del lunes 20 de febrero, justo para llegar a la oficina en la mañana tipin 10 espero.

Para más remate se me ocurrió conectarme a Internet y me salió un mensaje de que se me había acabado el saldo disponible, así que todo mal!!! En eso, (igual me conecté con mi celular con plan aunque salga más caro) vi un post de la Clio reclamando por ciertas situaciones y muy enojada. Como que me dio risa y se me pasaron las mañas.

Luego me esperaban con unos choripanes muy ricos, y con el espectacular atardecer el campo de mis tíos, con el calor de la familia, las tallas, una once con pancito amasado recién salido del horno de barro, piscina, muchos árboles y todas las comodidades de la ciudad. Creo que después de todo, no fue tan malo quedarse un ratito más en el sur.

Nota: Veo que la clio borró su post, lo que me vuelve a dar risa. Creo que es una buena idea esperar a que se nos pase el enojo antes de escribir.

Saludos a todos!!!
Publicar un comentario

Google+ Followers