lunes, enero 02, 2006

¿Son creíbles los blogs?

Antes de comenzar con el primer mensaje del 2006, quisiera desearles a todos ustedes un muy feliz año. Como autor de este blog, entiendo que ya poca gente lo visita, tal vez por la falta de actualizaciones o la poca calidad del mismo. No importa, tengo hartos blogs y en cada uno aprendo cosas nuevas todos los días.

Con respecto a si los blogs son creíbles o no, hay que mencionar que la credibilidad de los blogs merece atención por varias razones: Primero, son un fenómeno cada vez mayor, aumentando de 30.000 estimados en 1998 a 14 millones en 2005. Segundo, mientras que el 29% de los hombres que usan internet, y un 25 % de las mujeres en línea, reconocen leer blogs en los Estados Unidos, su influencia puede ser aún mayor al número total de lectores. Porque muchos usuarios de los blogs son personas entusiastas y activas políticamente, o altamente alfabetizados digitalmente, por lo que tienen voz ante sus pares a la hora de hablar sobre tecnología e Internet.

Un par de ejemplos en Chile durante el 2005, fueron las campañas contra mi primer pc, un programa del gobierno que buscaba vender computadores de bajo costo, pero con bajo rendimiento a través de las principales casas comerciales. Un grupo de personas a través de Internet, crearon una campaña que buscó informar a un público no alfabetizado digitalmente, sobre las desventajas del programa, y propuso una alternativa ventajosa llamada Nuestro PC.

Difundiendo la información a través de Internet, se logró que los medios de comunicación cubrieran el tema, y además miles de familias empezaron a consultar al respecto a sus cercanos más computines, por llamarlos de alguna manera. Estos cercanos, se informaron a través de la red, y pudieron asesorar de buena manera a personas que no sabían nada sobre como comprar un computador.

El segundo ejemplo, lo presenta el caso de un joven desaparecido, luego de estar conversando a través de un sistema de mensajería. Se trató de Santiago Errázuriz, quien se fue de su casa sin destino, y sus amigos inmediatamente hicieron una campaña a través de Internet para llamar la atención de la opinión pública y motivar su búsqueda. A los pocos días todo el país se enteró que el joven estaba desaparecido, y fue encontrado finalmente aunque lamentablemente sin vida.

En estos dos casos, la creibilidad de los blogs, y en general de Internet, se vio multiplicada por la influencia y el alcance de sus usuarios, más que por el número de los mismos.
Publicar un comentario

Google+ Followers