viernes, enero 20, 2006

Cara de palo pero simpático jaja

Ayer fuimos a ver a Chaves, por su titulación. Llegué a mi casa como a las 2 AM, lo que podría ser tarde si consideramos que al día siguiente era viernes y había que trabajar. Más aún si tenía que dejar listos unos cuestionarios que serían enviados a primera hora del día.

De repente recordé que toda la semana me había dormido a las 3 AM, así que aún tenía tiempo para seguir despierto. Encendí el computador, revisé algunos blogs, le dí vueltas al tema de los cuestionarios y me quedé dormido.

Al día siguiente desperté temprano pero con el susto de tener que hacer los cuestionarios o mejor ni aparecerme por la oficina. Me puse a trabajar en ellos y se me hizo tarde. Ya eran más de las 2 de la tarde y yo aún en pijama. ¿Qué sería de mis colegas que anoche estaban carreteando donde Chaves, y hoy tenían que estar a primera hora en la oficina? En fin, comí algo y casi a las 4 de la tarde me armé de valor y me vine para la oficina. Después de todo más vale tarde que nunca.

Y lo hice bien, porque es el último día que funciona la U, y por lo tanto el último día para pedir un par de libros indispensables para la tesis. Justo encontré uno sobre Marketing Directo que me servirá para ampliar un poco más la mente. El resto, libros de investigación de mercados para apoyar mis encuestas, y la teoría del Marketing ya está en mi hogar hace rato. Creo que con esos libros es suficiente.

En pocos minutos más me iré de esta oficina y se iniciarán oficialmente las vacaciones. Unas vacaciones que tal vez ya empezaron a medias este mes, cuando me quedé en la casa varios días "trabajando" en mi pieza, pero visiblemente el resto de la oficina debe pensar que no hice nada.

A veces creo que me preocupo mucho por lo que piensan los demás, y quizás ni se preocupen. Filo da lo mismo, las cosas caerán por su propio peso, así que hay que usar eso a favor.

Lo que está cayendo de maduro es mi famosa tesis que nunca terminé... pero llegó la hora de las vacaciones y cesarán las presiones cotidianas por un par de semanas.

Igual fui medio cara de palo al entrar a la oficina a las 5 y media de la tarde... jajaja hasta la Sra. Gaby se rió cuando le dije hola aunque trató de que yo no me diera cuenta. En todo caso es rico ver cómo se van dando ciertas cosas. En la Biblioteca me encontré con una persona que me contaba de su trabajo en Lan y fue re entrete saber algo al respecto. Y los cuestionarios, aunque están listos, serán enviados la próxima semana así que aún tengo el fin de semana para amononarlos un poco.

Saludos!
Publicar un comentario

Google+ Followers