viernes, diciembre 23, 2005

Me encanta comprar regalos!

Digamos las cosas como son, al final regalamos puras weas... jajaja

Me encanta esta fecha, la gente aglomerada por todos lados, malls llenos, paseo ahumada repleto, andar en micro lleno de regalos (siempre me las arreglo para ir sentado), sacar la tarjeta de crédito y agotar el cupo, y por supuesto andar desesperado en búsqueda del regalo más importante a última hora.

La navidad es mañana y apenas he comprado 1 regalo, el de mi querido padre. Esto no quiere decir que no quiera a los demás, pero tengo un problema grave, no se qué regalarle a mi hermana. El corazón y las intenciones son grandes, creo que esta vez no se trata de un problema de endeudamiento, sino más bien de ideas, y por suerte ya sé más o menos que le regalaré a mi mamá aunque tengo dudas.

Hace años recuerdo que juntaba plata durante las últimas semanas guardando lo que me daban para la colación del colegio. A eso le sumana un aguinaldo que me daban mis papás. Recuerdo un año en que estaba enojado y me obligaron a comprar regalos. Es navidad y aunque no quieras tienes que regalar!! Era algo tan importante como dar la mano al saludar. Al final tenían razón.

En esos tiempos, si mi presupuesto, por ejemplo, era de 20 lucas, me las arreglaba para gastar 30... pedía prestado, pedía donaciones de última hora, etc... siempre quería ser generoso con los regalos. Este año por decisión personal multipliqué mi presupuesto pero disminuí los regalos. Gastaré más que nunca y creo que le regalaré sólo a mis padres y hermana. Hay un cuarto regalo que quiero hacer pero tengo el grave problema que no se me ocurre qué comprar. ¿La razón? el año pasado regalé un montón de cosas chicas a varios familiares y siento que no valió la pena. Este año se quedaron todos pegados en el tema económico, pero yo creo que es más egoísmo.

La gran diferencia entre "No hay plata" y "Feliz Navidad"

No hay nada más desagradable que pasar una navidad sin plata, pero me parece que lo peor es cuando se lo pasan quejándose por lo mismo. Entiendo la situación y a mí también me ha pasado, es súper fácil caer en la tentación de achacarse. Pero creo que hay una solución, ser generoso y alegre!!! Si no cuesta regalar aunque sea un pedacito de pan, cuando somos grandes. Regalar una sonrisa, un abrazo, estoy seguro que muchos de los que se quejan, no son tan desafortunados como para no tener un vaso de agua y poder festejar el solo hecho de estar juntos. Siempre se puede tener una feliz navidad, lo primero es la actitud que tengamos.

Bueno, así las cosas podría escribir un libro con mis vacilaciones al respecto, ya que llevo días con este rollo de qué regalar. Llegó el 23, día libre en la oficina en el cual se supone saldré a comprar, pero estoy pegado en la cama con esa flojera típica de siempre. En cualquier momento me entrará la desesperación y saldré a comprar con esa adrenalina típica del SI NO ENCUENTRO NADA ME VOY A LA CH...

Finalmente, no puedo dejar de mencionar algo triste, tengo un amigo cuya mamá está gravemente enferma aunque no puedo decir quien es, y tampoco he sabido mucho de mi compadre hace ya bastantes semanas. Sinceramente el tema me complica y mucho, quisiera tener el poder de solucionar ese problema, y no se como enfrentarlo. Esa sí es una razón para estar triste y complicado, pero aún así quiero enviarle mis más sinceros deseos de amor y paz en esta fecha aunque se que la probabilidad de que lea esto es mínima. Quisiera llamarte amigo mío y seguramente lo sabes... tal vez me anime pronto y lo haga.

Feliz Navidad para todos, y a disfrutar con lo que tenemos!!! y sobre todo con todo nuestro corazón!

Los quiero mucho y gracias por leerme.
Publicar un comentario

Google+ Followers