viernes, diciembre 30, 2005

Confused

Vuelven los fantasmas del pasado... esperaba micro en Plaza Italia cuando mágicamente aparece una niña bastante simpática a mi lado. No se de donde salió, pero ahí estaba... la miraba de reojo pero daba lo mismo total había cero opción de verla de nuevo o mucho rato más. Como siempre, tomaría cualquier micro y hasta nunca...

Veo un transantiago a lo lejos, con algunos asientos y no la pienso dos veces... Veo que la niña se pone delante mío y hace parar el bus. La experiencia me hace ubicarme justo en el lugar exacto donde el bus abre sus puertas por lo que me subo primero y voy al último asiento en un rincón. Ella sube después de mí y se sienta a mi lado.

Fue una hora algo incómoda donde apenas me atrevía a mirar hacia el lado donde iba. Mientras me sentaba otras minas me miraron coquetamente. Se está volviendo una costumbre que me me miren así cada vez que subo a la micro, me gusta a veces, me confunde otras tantas. No estoy acostumbrado.

Me bajo dos cuadras antes del final del recorrido. Ya han bajado casi todos menos ella y yo, y aún no se mueve de mi lado por lo que me veo obligado a pedirle permiso para bajar. Se mueve sin pescarme mucho, pero una vez que se va la micro veo que se da vuelta para mirar hacia donde iba caminando.

Una sensación extraña me acompaña, ¿la volveré a ver? seguramente no, y peor aún, si la veo no le hablaré nuevamente. Son los fantasmas de mi época escolar que vuelven una vez más. Y yo que pensé que estaba más grande pero sigo siendo el mismo inexperto de siempre.
Publicar un comentario

Google+ Followers