martes, noviembre 15, 2005

Uno se cree el cuento, y sonó!


octubre2005 020
Publicada por nalvarez.
Ayer me estaba alzando como el Rey de las Dietas y hasta me atreví a dar consejos.

Hoy estuve a punto de caer con los alfajores de Matías, pero finalmente caí derrotado ante la invitación a comer completos de Gabriel.

Es que se trata de uno de los grandes amigos que me ha dado mi paso por la Universidad, de esos que uno sigue viendo de vez en cuando a pesar de no seguir estudiando.

Cada vez que Gabriel tiene que ir a la U a buscar algún papel, me llama y nos juntamos a conversar un rato, tomar un café y comer alguna cosa.

Últimamente los completos del dominó de Providencia se han vuelto un punto obligado, pero valió la pena olvidar la dieta por lo menos por un día.

Mañana será otro día, creo que volví a los 78 kilos (iba en 76)
Publicar un comentario

Google+ Followers