martes, noviembre 01, 2005

Una idea loca...

Estaba pensando en esos interesantes suplementos que vienen en el Diario, (cualquiera que este sea) y en como se amontonan en un rincón de mi pieza porque en el momento que salieron no tenía tiempo para leerlos y ahora ya no corresponden a la semana actual.

Si estos mismos suplementos tuvieran la forma de un blog, sería más facil complementarlos, leerlos y estudiarlos cualquier día y semana, sin fecha de vencimiento y con costos de almacenaje menores.

El único problema es que estos suplementos se compran con el diario, por lo que esta solución sería aplicable solo a suplementos gratuitos como los folletos que diseñan las universidades para promocionar su oferta.

Se pierde un poco el alcance del folleto al no poder ser entregado directamente al alumno en la sala de clases, pero si miramos los costos de diseñar e imprimir cada hoja publicitaria, no sería mal negocio agregar el link de un blog complementario al folleto.

Ahora, ¿dónde está el problema? claro, el folleto se escribe una sola vez, y no implica responder preguntas sobre sus contenidos, por lo menos no en tiempo real, a menos que sea en una charla, de esas que valen x pesos por hora si contratamos a una promotora para que los reparta y explique sus contenidos. ¿Solución? contratar a la misma promotora para que responda el blog durante una hora al día, o mejor aún, poner a uno de los expertos de la compañía a contestar durante una hora diaria, claro está, considerando esto como parte de sus labores.

¿Beneficios? No necesito una promotora escultural, aunque si pusiera una foto de una bella joven como responsable de escribir las respuestas, quizás aumentaría mis visitas. La retroalimentación queda registrada inmediatamente en los comentarios del blog, sirviendo de ayuda a otros potenciales clientes y a los mismos funcionarios encargados de preparar las futuras comunicaciones de la compañía.
Publicar un comentario

Google+ Followers